miércoles, 12 de julio de 2017

Los viejos rockeros nunca mueren

He empezado ya tres veces porque sinceramente no se como expresarme no me salen las palabras sin derramar lágrimas en mis ojos. Cada uno a su manera buscamos un porque pero no lo hay.

Mi Tete esa persona que me ha defendido siempre, que ha estado ahí cuando te he necesitado, que me ha hecho de taxista con la moto, el canguro ocasional de Miniyo haciendo de tiet de la barba y tocandole la guitarra.

Gracias por dejarme cantar contigo aún que lo mio no fuera el cante, con tu guitarra. Por cierto no me podido estar y la he tocado un poquito seguro que ya la he desafinado.

No se como seguir no tengo palabras para agradecerte tantas cosas, mi hermano mayor.

Nunca entenderé que te pasó por la cabeza pero no te juzgaré por ello ni te dejaré de respetar.

En mi corazón y mi cabeza siempre estarás presente e intentaré recordarle a Miniyo quien era el tiet de la guitarra.

Hoy me dado cuenta al verte que mi Pollito y tu teneis la misma  expresión al sonreir.

Que duro se hace todo esto pero hay que seguir con tus recuerdos, tus cosas y tu música.

Hoy te despedimos cada uno a su manera.

Descansa en paz Tete.

Te quiero 

Cuki


3 comentarios:

  1. Nunca mueren, te lo aseguro. Mucho ánimo 😘😘😘

    ResponderEliminar
  2. Molt macu Ana! El tiet siempre estará allí, lo sé. Una forta abraçada.

    ResponderEliminar
  3. Seguro que siempre sonará la guitarra para ti y para los dos pekes! Un abrazo muy fuerte!!!

    ResponderEliminar